lunes, 4 de marzo de 2013

Sencillamente increíble

Lo he visto dos veces y no lo puedo creer... ¿Serán actores de una farsa? A la luz de la renuncia del Papa todavía cobra más valor este desprecio a un anciano que además es el Obispo de Roma y Papa del Orbe Católico.
Se precisa de una soberbia inmensa, una falta de amor sin parangón, una frialdad del corazón digna de las palabras de Jesús a los saduceos...
Pobres hombres ensoberbecidos, muñecos de una humanidad sin aprendizaje, ejemplos al revés. Desgraciadas eminencias reverendísimas que ni son eminentes ni merecen reverencia ninguna, sino lo mismo que dispensan al que viene en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. O más.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenas tardes don Enrique, tengo un nuevo blog. para subir temas de las artes plásticas costarricense, le agradecería mucho sus comentarios. si le es posible visitarlo en: artealbertocalderon.blogspot.com

mi correo es: acalderónvega45@gmail.com

saludos, hasta pronto. Alberto