jueves, 12 de agosto de 2010

El Pinsapar / Son unos genios...

Lo confieso, me fascinan las teletiendas de la televisión. Me engullen, hipnotizan, abducen. Los artefactos para pintar la casa, la plancha de vapor, la aspiradora, la plataforma que gira y te pone una cintura de avispa, los cuchillos que cortan todo, la otra máquina que se pliega y entra debajo de la cama, sí, la que vibra y te pone las nalgas duras como si fueran de mármol, o granito, unas barritas que se aplican sobre los rayones del coche y queda mejor que nuevo, el catálogo entero me veo si, descuidado, caigo en ese foso haciendo zapping. Uff, tremendo. Soy causa de risas en casa pero lo soporto con estoicismo, aunque me ha consolado mucho saber por su boca que a Pepe Oneto, el gran periodista paisano, le pasa como a mí. ¡Cuánto nos hemos reído los dos con esta circunstancia! Nos sabíamos todos los anuncios, al detalle. Tomábamos un café con el dr. Revuelta Soba, su primo, la otra tarde y no se lo podía creer el vicerrector de la Universidad de Cantabria y famoso cirujano vascular y catedrático. Sobre todo por la risa que nos entró a los dos cuando nos hicimos la confidencia. Gran perplejidad en el ilustre científico que repetía "menudos dos cachondos sois", viendo nuestras risas.

Pero no fue en lo único que coincidí con mi querido amigo y maestro Pepe Oneto. Cuando viene a pasar unos días a La Isla me pide que lo ponga al día de Cádiz y nuestro pueblo. Tantos años en Madrid pero una palabra como sapina o media limeta actúa sobre él al modo proustiano, haciéndole emerger el San Fernando que dejó cuando se fue a estudiar a Madrid, hace casi 50 años...

Digo que comentábamos lo de las "primarias" de Madrid y le dije a Pepe que eran unos genios, que si no querían reconocerlo peor para ellos, los que sean ellos. Porque, argumenté, ¿quién conocía a Tomás qué? Sí, el secretario general de los socialistas madrileños. En su casa y en su partido. Pues ya es un líder nacional: Tomás Gómez, que cuenta con el 73 % de los apoyos en Madrid frente a la ministra Trinidad Jiménez, que iba a caer en paracaídas desde el Air Force One de ZP y se ha visto con un piolet y un casco de alpinista al pie del Guadarrama... de azules lejos, como decía Valle-Inclán. Lanzamiento gratis se llama esto. Unos genios. No sé quién o quienes son, pero lo son. Unos genios. ¿Serán los mismos guionistas de los anuncios de las teletiendas? "Es la crónica que acabo de hacer, Enrique", me dijo Pepe Oneto. "¿Y has dicho lo de los guionistas de las teletiendas?", le dije. "Noooo", negó riéndose Pepe Oneto.

Estoy seguro de que Esperanza Aguirre todavía no ha salido del soponcio.

No hay comentarios: